Para el pescador

Pesca en Esquina Paraíso del Pescador

Pescar en Esquina Provincia de Corrientes , siempre a mas de un pescador quita el sueño.
Mas a los que vivimos en la gran mole de acero como es Buenos Aires, el solo decir naturaleza y pesca ya la adrenalina se nos sube
Armamos sin mas y alla fuimos , desde Lomas de Zamora  a esquina nos separa 620 km mas o menos.
 Se presento la oportunidad y habiendo hablado con mi querido amigo Luis Grenat de Posada Casa Blanca, pusimos rumbo a la ciudad de esquina, partimos el sábado al mediodía y para la hora de la cena estábamos sentados disfrutando de una parrillada rodeados de pescadores, la partida la componíamos quien les escribe, guido D’agostino, mi tío alfredo Jamardo y mi cuñado Federico Giorgi.
Preparamos  los equipos la noche anterior, nos dispusimos a descansar para al día siguiente a las 6:30 horas levantarnos, desayunar y partir rumbo al embarcadero de la posada donde nos esperaba un gran guía y mejor persona, Sebastian Miño.
 Equipos listos, cañas de 6.6 y 7 pies, reeles rotativos cargados con multifilamento del 0.28 y lideres de 40 libras con anzuelos 7/0 y 9/0, comenzamos la navegación por el delta del rio corrientes.
Luego de unos 20/25 minutos de navegación, Sebastian decide anclar a unos metros de la boca de un arroyo con buena cantidad de camalotes a sus costados y una hermosa salida de agua.
Primeros intentos  con morenas en diferentes encarnes y sin plomo pasante empezaron a dar sus resultados a los 5 minutos de tocar el agua, con lindos y jóvenes doradillos de entre 1.5 y 2 kg, llevábamos 4 en la cuenta, cuando mío tío siente una llevada firme, a la cual le da su tiempo (paciencia del avezado pescador) y luego de soltar unos 6 o 7 metros de Multi conecta una firme clavada, que para sorpresa de todos no nos regalo el tan preciado salto que uno siempre esta esperando y nos regala esos hermosos momentos de alegría y adrenalina;
acto seguido se siente un fuerte cabezazo y una llevada de linea y Sebastian pega el grito de “tranquilo que es un cachorro”. podrán imaginarse ustedes nuestra alegría cuando al cabo de unos minutos lo teníamos al lado de nuestra lancha, un hermoso atigrado de 4.5 kg que ya nos empezaba a avisar que íbamos a tener una jornada de pesca formidable. me olvidaba de aclarar que recién eran las 8 de la mañana.
En la misma modalidad y en el transcurso de media hora y luego de luchar contra la bogas, ya que si no hay palometas, ellas se encargan de molestarnos, siento un firme tiro y al clavar me doy cuenta que la cosa venia en serio, estrella bien regulada y a disfrutar de un hermoso atigrado que lucho para entregarse, la balanza acuso los 6 kg y 86cm: foto, beso y al agua como corresponde.
Jornada espectacular la de ese domingo caluroso que nos obligo a las 11:15 am a retornar a la posada a refrescarnos y conseguir mas morenas y botellonas.
A la tarde y luego de un hermoso almuerzo a orillas del rio corrientes salpicado con el sonido de los dorados y surubies que cazaban frente a nosotros en la margen contraria, decidimos cruzarnos, anclar en un banco de arena y probar, metidos hasta la cintura en el agua, de distintas modalidades, al punto de tener 2 capturas de surubi uno atigrado y otro pintado, a menos de 5 metros de nosotros con un power minnow de marine sports paleta 1 color amarillo con lomo naranja. haciendo caso a las enseñanzas que nos trasmiten todos los que aman este deporte,
devolvimos los ejemplares al agua, y gracias a esas cosas que tiene la pesca, al surubi pintado lo volvimos a sacar a los 20 minutos con carnada, lo reconocimos por que una palometa le había lastimado una aleta.
Luego de un rato decidimos hacer una prueba al trolling en un canal profundo y la verdad que otra vez Seba no se equivoco, eligió un mega raptor paleta quebrada color tigre flúor y en la primer pasada nos regalo una hermosa hembra de surubi que le pico en la caña de mi cuñado Federico, después de unos buenos minutos de pelea la pudimos subir a la embarcación y la balanza acuso mas de 9,5 kg y 96 cms de inolvidable pelea pintada.
La cuenta de esa jornada termino con 37 dorados de entre 1.5 y 3.5 kg y 8 surubies de 4.5 a 6 kg, con la reina acusando mas de 9 en la balanza.
Algo que todo pescador sueñla y pocas veces se da y nos quedaba una jornada mas .
Al  dia siguiente nos encontró con una pesca similar en cantidad, pero superior en cuanto a la calidad de los dorados, aunque tuvimos muchos piques q no pudimos concretar, creemos que no por impericia de los pescadores sino por que los dorados tenían una energía que hacían volar nuestros anzuelos y artificiales fuera de sus bocas en cada salto.
los eventos mas destacables de estar jornada, ademas de una tarucha de 4.5 kg con carnada prácticamente al golpe al lado de la embarcación, fue un gran surubi que pico con mamacha a unos 70 metros de la embarcación, anclados y me gano los camalotes, luego de pelear mas de 5 o 6 minutos con semejante bicho y sacarlo de los camalotes, me gano un palo y tuvimos q desanclar para intentar liberarlo, ya que lo teníamos en no mas de 60 centímetros de agua: una vez en la posición y ya sintiéndolo mío Seba se presta agarrarlo de la cola ya que lo teníamos al alcance de la mano, pero al vernos pega 2 coletazos y corta mi leader de acero y se escapa frente a nuestras narices, dejándonos una mezcla de alegría por la lucha y de desazón por la captura no concretada, para mayor bronca, Seba nos informa que era un gran surubi, tal vez similar al de la jornada anterior.
al trasladarnos de un sector de pesca al otro, nuestro amigo Seba decide probar nuevamente el trolling que tan buen resultado nos había dado la jornada anterior.
En un sector muy cercano al del día anterior, y luego de 3 o 4 dorados arriba de la lancha y con uno grande de mas de 5 kg q se nos soltó al lado nuestro, fede, otra vez con el mega raptor siente un pique que casi le saca la caña de las manos, imaginen uds nuestra alegría al ver a un bicho igual o superior al q habíamos perdido hace escasos minutos, nuevamente en la punta de una de nuestras lineas. luego de un salto espectacular nuestro guía informa que el dorado se había soltado, pero Federico creyendo que estaba volviendo hacia nuestra posición sigue recogiendo para no perder tensión, luego de 4 o 5 metros de recoger vuelve a sentir el peso del animal y nos vuelve el alma al cuerpo, peor no creerán nuestras sorpresa al ver que el dorado no saltaba y EN REALIDAD ERA UN SURUBI que al soltar el dorado el artificial decidió tomarlo el, corridas, cabezazos y alegría en una jornada que finalizo a las 19 horas sin mas carnada y con mas de 30 dorados y 9 surubies en la cuenta, sin sumar la gran cantidad de capturas que también realizo Sebastian.
para resumir, Posada Casa Blanca, con la excelsa atención de Luisito Grenat y los conocimientos del guía Sebastian Miño nos dieron sobradas pruebas de por que esquina es desde siempre y esta temporada mas que nunca, el paraíso del pescador.
Guido
Amigos de Pesca

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *