Para el pescador

Taruchas tornasoles en las crecientes del norte

Tornasoles en las crecientes del Norte.
uruguayyy
La llegada de la temporada de pesca de tarariras tornasoles es una especie de “Fiebre del Oro”. Cuando un fin de semana podemos escaparnos al interior en su búsqueda poco importan las condiciones climáticas, el estado de ríos y arroyos, ya que lo bueno comienza llegando a los lugares donde las pescamos y disfrutando de todo el entorno.
Las capturas son golosinas para nuestras almas, nos hacen volver cada vez que podemos a estas aventuras en busca de las gigantes tarariras tornasol.
uruguayy
Tal es el caso de Gabriel Badano, Leonardo Radak, Diego Trujillo, Guillermo Crohare y “El Pakuka” que contra todos los pronósticos se aventuraron al norte del país en busca de dichas tarariras, a pesar de que todos los cursos de aguas estaban crecidos, todavía hacía frio, estaba nublado y en algunos momentos hasta lloviznó.
Al llegar vieron que no iba a ser fácil pero había que intentarlo, ya estaban en el baile y había que bailar. Una gran ventaja fue que llevaron dos canobotes para navegar el arroyo, permitiéndoles llegar a sectores que sería imposible por tierra.
Las buscaron como siempre en los lugares más rendidores pero ellas no aparecían. En algún lado tenían que estar y la fe nunca la perdieron. En el lugar menos pensado, cuando la cosa venía complicada, allí las encontraron, en un remanso donde habría apenas un metro de agua y muchas plantas en el fondo.
uruguay
Con señuelos de superficie, especialmente Jitters y paseantes comenzaron a atacar las tornasoles.
El solo hecho de ir a pescar estas tarariras con señuelos es muy emocionante, lograr al menos algún pique es espectacular, conseguir capturas es súper y si son de buen porte es toda una locura, pero lograr todo eso con las condiciones totalmente adversas y encima con ataques en superficie, es algo que no se puede explicar pero que sin dudas se ve en los ojos de felicidad de los amigos sujetando sus bestias para las fotos.
uruguayyyyy
Cabe destacar que la famosa ley de la suerte del principiante muchas veces se cumple, según nos cuenta Gabriel esta vez no fue la excepción: “El Pakuka” que era la segunda o tercera vez que iba a pescar, quien en las dos primeras horas de pesca se encargó de llenar su reel nuevo de arena y demás tropiezos, terminó sacando una de las piezas más grandes, gritando “ayúdenme que no puedo”, terminó caminando hacia atrás para lograr sacar una tornasol de unos 6 kilos ya que su reel no giraba por la arena que tenía.
uruguayyyy
Felicitamos a estos colegas de la aventura por su espectacular pesca y le agradecemos las fotos para ilustrar esta nota que aunque no enseña casi nada de técnicas ni damos detalles de lugar, muestra claramente que aunque no las veamos ellas siempre están, que hay que aprovechar cada vez que se pueda salir en busca de estas bellas tarariras, nunca se sabe cuál será esa pesca soñada y quizá se dé como en esta ocasión, contra todos los pronósticos con los arroyos crecidos.
Gracia por la nota a Miguel Tripani revista Uruguay Aventura
te invitamos a suscribirte a nuestra revista que sale los 15 de cada mes .
http://uruguay-aventura.com.uy/index.php/es/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *