Ecología

Peces del Iberá

Aprendelta – Peces del Iberá: Un tesoro oculto bajo las aguas

Los Esteros del Iberá son uno de los humedales más extensos de Sudamérica. Entre sus principales características se pueden mencionar la gran heterogeneidad de ambientes, la escasa salinidad y la pobreza de nutrientes de sus aguas por ser casi exclusivamente de origen pluvial. Su única relación con las cuencas hidrográficas cercanas es a través del río Corriente que actúa como único efluente de los esteros y los relaciona con el río Paraná. En un contexto ictiogeográfico, los Esteros del Iberá se encuentran formando parte de la Subregión Brasílica, dentro de la Región Neotropical. Esta subregión es la que reúne la mayor riqueza de especies de peces de la Argentina. La biodiversidad de los peces y su distribución espacial en los Esteros se estudiaron en función de la conectividad con la principal fuente de colonización, el río Paraná. Después de quince años de investigación hemos registrado 125 especies que representan un alto número a pesar de ser una cuenca con una única vía de comunicación a través del río Corriente. Sin embargo, el uso de herramientas estadística indican que el número podría ascender a 150 especies y que las restantes se encontrarían principalmente en el sector de influencia del río Corriente. Estas especies registradas pertenecen a 11 órdenes y 29 familias. El grupo taxonómicamente dominante es el de los Characiformes que incluye numerosas especies de mojarras, bogas, el dorado y las palometas, seguido por los Siluriformes como el surubí, armados, viejas del agua, bagres. En tercer lugar se encuentran los Perciformes entre los que se destacan la corvina y las chanchitas. Se hallaron también en menor número Gymnotiformes (morenas), Cyprinodontiformes (madrecitas de agua), Atheriniformes (pejerreyes), Beloniformes (peces aguja), Clupeiformes (sardinas), Lepidosireniformes (peces pulmonados), Myliobatiformes (chuchos de río) y Synbranchiformes (anguilas criollas). Los estudios de la ictiofauna en el Iberá confirman la existencia de una fauna de base (Bonetto et al., 1981) distribuida por todo el sistema y representada por peces de talla pequeña a mediana. Estos peces están bien adaptados a ambientes lenticos como lagunas, esteros y bañados.

Peces poco comunes en el Iberá
Algunas de las especies de base presentan diversas adaptaciones anatómicas para la respiración aérea. Por ejemplo, las viejas de agua (Loricariidae) y los limpiafondos o cascarudos (Callichthyidae) toman una burbuja de aire, la tragan y realizan la hematosis en zonas muy vascularizadas del intestino. En cambio, las morenas (Gymnotiformes) y las anguilas (Synbranchiformes) toman una burbuja y efectúan el intercambio gaseoso en la cámara branquial. Finalmente el pez pulmonado (Lepidosiren paradoxa) posee pulmones y soporta largos períodos de sequía en una cámara de estivación. Los Gymnotiformes (morenas, peces bombilla) pueden emitir pulsos eléctricos. La electricidad es generada a partir del sistema muscular y/o nervioso y las descargas son utilizadas en la comunicación intraespecífica y en la detección de objetos. También hay peces anuales (Austrolebias) que depositan los huevos de resistencia en el sustrato. Al llegar el verano, con el calor, el ambiente se seca y los huevos permanecen enterrados, sin agua, hasta la próxima estación de lluvias. Además de la fauna de base que mencionamos, se encuentra un segundo grupo de peces representados por formas migradoras que sólo se encuentran en el sector sudoeste del sistema, influenciado por el río Corriente y el arroyo Carambolas. Entre estos peces se encuentran el dorado, el sábalo y los surubíes, entre otros.
Una vez conocida la biodiversidad de peces del Iberá, se investigó la ecología del humedal, focalizándose especialmente en intentar descubrir cómo funciona este extenso y heterogéneo ecosistema. Desde hace mucho tiempo es sabido que los peces cumplen un rol clave en este tipo de sistemas. Son capaces de transformar la materia orgánica en descomposición (“detrito”) en tejidos de alto valor nutritivo que sustentan una abundante y diversa fauna de reptiles, aves y mamíferos. Es así, que la descripción de la dieta de los peces permite identificar cuáles son los recursos y presas que sostienen a los principales depredadores como el dorado, la tararira y la palometa. Conocer las fuentes de alimentos puede proveer datos del hábitat, de la disponibilidad del alimento en el ambiente así como también del comportamiento de las especies. Los resultados demostraron que los peces se alimentan de una amplia variedad de recursos desde las algas, plantas, invertebrados acuáticos y terrestres hasta el mucus y escamas de otros peces y por supuesto también de peces. Por otro lado, el análisis isotópico nos permitió descubrir que las algas de la columna de agua así como aquellas que crecen sobre plantas y troncos sumergidos son una de las fuentes de alimento principal para los peces. Más allá del avance en el conocimiento científico logrado en casi 15 años de investigación, estos aportes son útiles para demostrar el valor de este humedal como reservorio de biodiversidad y conocer aspectos ecológicos que permiten avanzar en propuestas que garanticen su buen estado y preservación a largo plazo.

Fotos: Cíclido enano (Apistogramma borelli), Anguila criolla (Synbranchus marmoratus), Pacucito (Myleus tiete)

Autores: Jorge Casciotta (Universidad Nacional de La Plata, UNLP), Adriana Almirón (Universidad Nacional de La Plata, UNLP), Paula Soneira (Universidad Nacional del Nordeste, UNNE), Federico Ruiz Díaz (Universidad Nacional del Nordeste, UNNE).

aprendeltaibera

invitamos a todos a visitar :www.facebook.com/pages/Aprendelta
gracias PABLO SACCONE POR DEJARNOS COMPARTIR TAN IMPORTANTE INFORMACIÓN.

Artículos relacionados

2 Comentarios

  1. Hola, buenas tardes. Disculpe las molestias por mi consulta. Estoy haciendo un texto para niños de tercer grado. Mi consulta, muy inospita quizas, es saber si en corrientes exiten peces llamados “truchas”. Quisiera no equivocarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *