Para el pescador

Trailer :consejos para viajar seguros

Si bien el momento en que decidimos llevarnos de vacaciones un bote, un cuatriciclo, una moto de agua, pareciera que lo más importante es conseguir la mejor máquina, la más potente o la que nos sea más divertida, también existe otro problema que es cómo transportarla.
En el momento de conseguir un trailer, ya sea que compremos uno usado, nuevo o bien que algún amigo nos preste uno, el buen estado del mismo es casi tan importante como el del vehículo tractor, ya que si tenemos algún tipo de desperfecto, podemos perdernos algún día en la ruta reparándolo sin siquiera pensar en que podríamos causar algún accidente o daños a terceros, desvirtuándose de esta manera la idea de pasar unas buenas vacaciones.
Lo más importante al momento de remolcar, es la seguridad. Por eso, existen una serie de puntos que debemos tener en cuenta al momento de elegir un tráiler. Si estamos en condiciones de comprar uno nuevo, tenemos una gran variedad de modelos y precios: Como siempre los de mayor valor serán los más sofisticados y que mayores prestaciones nos brinden al momento de bajar o subir nuestra embarcación.

¿Qué trailer conviene según tipo de lancha u embarcación?
En el caso de una lancha o moto de agua, un trailer bajo y ancho nos permitirá bajar el centro de gravedad de la carga haciendo que el trailer sea más estable en situaciones extremas. También nos permitirá bajar la embarcación en aguas poco profundas y nos ofrecerá menor resistencia al viento ahorrando de esta manera combustible.
El material en que esté construido el chasis debe ser algún tipo de perfil abierto ya que existe una reglamentación que prohíbe la construcción en caño porque estanca agua en su interior arruinándose de dentro hacia fuera sin que uno lo pueda notar.
Si el trailer fuera galvanizado en caliente, esto alargaría muchísimo la vida útil del mismo y nos permitirá sumergirlo en el mar.
Las luces deben ser desmontables, para no tener problema a último momento cuando uno desea regresar.
La cupla de enganche o tortuga, es importante que sea antivuelco ya que en una maniobra extrema, lo primero que vuelca es el remolque y de esta manera el trailer se desprenderá luego de inclinarse más de 50 grados.
Puede que el trailer se comporte en forma extraña en la ruta. En ocasiones, esto se debe a una mala distribución de la carga sobre el mismo; para eso hay que corregir la ubicación de la carga de manera tal que sobre la cupla de enganche o tortuga tengamos una carga vertical que puede variar entre el 5 % y el 10 % de la carga total, incluido el trailer, o sea, que si tenemos una lancha de 600 Kg y un trailer de 150 Kg, tendríamos que tener una carga sobre la cupla de 38 Kg. a 75 Kg.
Esto se mide con el trailer paralelo al piso y se puede hacer con una balanza de baño y un banquito. Si está mal distribuida la carga, a una velocidad determinada, el trailer comenzará a mover la cola del vehículo hacia los lados o pegará tirones hacia adelante y atrás.

Es reglamentario que el remolque lleve:

Cadenas de seguridad.
Luces de posición, giros y stop.
Una chapa patente en la cual el registro nacional de la propiedad del automotor dispone que tenga los siguientes números, 101 seguidos por la alfa numérica del vehículo tractor, esto para trailers de embarcaciones deportivas o de recreación familiar (batanes, cuatris, motos de agua).
También debe tener un seguro de responsabilidad civil. Este puede extenderse del seguro del auto, depende de la compañía o bien existen compañías que lo aseguran independientemente, debitándolo de tarjetas de crédito y pudiéndose dar de baja cuando no se utiliza.
Si el motor excede la línea del paragolpes se debe colocar una bandera roja y blanca en la pata del motor por seguridad. Es muy importante que la carga esté bien amarrada al trailer. Esto se puede hacer con cabos o con cintas a crique, estás últimas permiten tensar mucho más la carga.
Es recomendable realizar un service de rulemanes cada vez que haya utilizado el trailer en el mar, si bien las masas son blindadas puede llegar a entrar unas gotas de agua salada picando luego los rulemanes, esto a la larga puede causar el desprendimiento de una rueda.
Se debe verificar que la cupla de enganche y la bola sean de igual medida, ya que en el mercado existen cuatro medidas.
Llevar una rueda de auxilio es imprescindible en viaje largos.
Las capacidades de remolque de los vehículos varían de acuerdo al peso de los mismos, por ejemplo un GOL remolca por manual hasta una carga de 600 Kg sin necesidad de sistema de freno.
En EEUU y Europa no se permite trasladar una carga que supere la tercera parte del peso del vehículo tractor sin sistema de freno.

lancha
Por supuesto, ante cualquier inquietud te invitamos a consultarnos ya que lo más importante para nosotros es viajar seguros.
informacion:http://www.puntonautico.com.ar/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *