Ecología

Inundaciones

Aprendelta – Inundaciones

Las inundaciones y las tormentas afectan a las vidas humanas desde los albores de la civilización, pero todos los tipos de inundaciones –inundaciones y tormentas ribereñas y costeras, deshielos repentinos, inundaciones tras intensas precipitaciones– han pasado a ser más destructivas en las últimas décadas, debido a que cada vez se construye más infraestructura humana en zonas expuestas a inundaciones. Es probable que las inundaciones vayan incluso a ser más pronunciadas en el futuro: como todos sabemos por los medios de comunicación internacionales, las estadísticas y quizás nuestras propias experiencias personales.

Más recientemente, los efectos devastadores del huracán Katrina en los Estados Unidos puso una vez más de relieve el precio de un mal manejo de los humedales, el huracán produjo una ola de marea que inundó el 80% de la ciudad de Nueva Orleáns a través de los diques que rompió a su paso. Calificado en general como el peor desastre de ingeniería de la historia de EE.UU., la mayoría de los analistas reconocen que es más un desastre provocado por el hombre que uno natural, uno que tan sólo estaba esperando a que se produjera. El número de víctimas mortales se elevó a 1.464 y tras el desastre hubo importantes problemas de salud humana, tanto físicos como psíquicos. Para impedir catástrofes similares, el gobierno de los EE.UU. ha prometido restaurar las defensas naturales contra las olas (marismas naturales, pantanos de cipreses y barreras separadas de la costa) más que confiar solamente en mejorar las soluciones de ingeniería que fracasaron tan dramáticamente.

El régimen de pulsos de inundación es variable a lo largo del tiempo y está relacionado con procesos climáticos definidos por la circulación general de la atmósfera. Estos procesos determinan la ocurrencia de ciclos húmedos y secos que abarcan décadas y anomalías como la Corriente de El Niño – Oscilación del Sur (ENOS*) de duración anual y recurrencia interanual. Los humedales fluvial-costeros son ecosistemas sometidos a pulsos de inundación-seca relacionados con los aportes de agua de los ríos, las mareas e incluso las lluvias. La dinámica de los humedales (igual que los ecosistemas terrestres y los acuáticos), está muy vinculada a la disponibilidad del agua (balance hídrico). Pequeñas modificaciones en el régimen hidrológico de los humedales pueden producir cambios masivos en su biodiversidad y en los procesos que ocurren en ellos. Sabemos que el clima, y en consecuencia el balance hídrico, se ha modificado dramáticamente a lo largo de la historia de la Tierra, y en estas últimas décadas resultan más inmediatas las evidencias sobre la variabilidad ambiental y el cambio climático.

Si bien no podemos impedir fácilmente las inundaciones de gran magnitud, lo que sí podemos es asegurarnos de que aprovechamos los servicios de protección contra inundaciones que nos suministran gratuitamente los humedales. Los ríos, lagos y marismas frenan y contienen las aguas de crecida, pero ello sólo es posible si no construimos nuestros centros urbanos en llanuras de inundación naturales y meditamos más sobre las consecuencias más generales de canalizar los ríos y drenar las marismas.

*El ENOS es un fenómeno global que ocasiona alteraciones climáticas en muchas regiones del planeta, produciendo sequías en algunas y precipitaciones muy abundantes en otras. La Región Sudeste de América del Sur (Sur de Brasil, Nordeste de Argentina, Uruguay y Sur de Paraguay) presenta una fuerte respuesta al fenómeno, con un incremento considerable en las precipitaciones sobre la alta Cuenca del Plata que se traducen a su vez en un aumento de los caudales de los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay. En forma variable según su intensidad, este fenómeno se traslada y registra en la región del Delta del Paraná.

INUNDACIONES
Fuente: Ramsar y Wetlands international
Fotos: Dr. Rubén Quintana y Archivo LETyE

info:www.facebook.com/pages/Aprendelta
pablo saccone

Artículos relacionados

Un Comentario

  1. yo creo que no es haci ,las crecidas son normales, en todo los años hay una creciente natural,aca el problema es otro… la mano del hombre,si no existiera la represa de yacireta no pasaria esto, porque ya lo dice el tema;.. rio que nacio para corre no lo debes detener”, slds desde santa fe!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *