Ecología

Humedales de los cursos encajados del abanico Bermejo-Pilcomayo

Humedales de los cursos encajados del abanico Bermejo-Pilcomayo

Este sistema de humedales se localiza en el este de las provincias de Formosa y Chaco. Se extiende desde la porción terminal de los mega abanicos aluviales de los ríos Bermejo y Pilcomayo, hasta el comienzo de la llanura aluvial del río Paraguay.
Todas las cuencas pertenecen al sistema del río Paraguay. El relieve es suave con pendientes extremadamente bajas, la dominancia de los escurrimientos corresponde a la dirección noroeste–sureste, mientras que entre cursos las pendientes en dirección norte–sur son mayores.
Se destacan los esteros, cañadas y selvas de ribera como elementos singulares del paisaje (Morello y Adámoli 1974). Las vías fluviales son mayoritariamente autóctonas, con cabeceras formadas por cárcavas de erosión retrocedente desde la planicie del Paraguay aprovechando paleocauces existentes. Las excepciones son: el río Bermejo, que es el único curso que nace en los Andes y llega al Paraguay, y los riachos Monte Lindo, Pilagá y Porteño que reciben los excedentes del Bañado La Estrella. Las épocas de crecientes están vinculadas estrechamente a los aportes pluviales, pero también son afectados por las crecientes de los ríos Paraguay-Paraná que generan efectos de remanso. Los tributarios de este sistema realizan contribuciones importantes de sales al río Paraguay, tanto directamente como por surgencias en la desembocadura, y en particular se destaca el Bermejo por su mayor aporte de sedimentos finos –limos y arcillas– (Drago et al. 2008a).
El modelo de drenaje característico de este sistema de paisajes está compuesto por los siguientes sectores funcionales:
a) Colectores principales meandriformes, encajados en la planicie, con meandros tortuosos y albardones sobreelevados; son denominados localmente “riachos” en Formosa y “ríos” en Chaco.
b) Fajas de meandros en los valles estrechos de los cursos, conteniendo ambientes lénticos de pantanos de la planicie de inundación (backwaters, sensu Welcomme 2001) proximales detrás de los albardones y lagunas formadas por meandros abandonados. El río Bermejo se destaca por presentar la faja de mayor ancho actual.
c) La extensa planicie topográficamente más baja, que funciona como zona de transición acuático terrestre por acumulación pluvial durante la época de lluvias, y por los desbordes de los ríos encajonados; y también por remanso durante las inundaciones extraordinarias del Paraguay- Paraná. En esta planicie se pueden distinguir:
• Paleocauces (“ríos muertos” que se reactivan brevemente en tiempos de grandes lluvias) y paleobañados entre los colectores principales formando grandes esteros como los esteros Bellaco, Galloso o Guazú (Formosa).
• Canalizaciones, drenajes y almacenamientos artificiales, dados por la construcción de infraestructura vial, el desarrollo de arroceras y la extracción de áridos para ladrillos. Un ambiente característico son los resumideros, formados por el hundimiento del terreno en lugares donde las rutas de tierra cruzan paleocauces.

Fuente: INVENTARIO DE LOS HUMEDALES DE ARGENTINA – Sistemas de paisajes de humedales del Corredor Fluvial Paraná-Paraguay – Editores: Laura Benzaquén, Daniel E. Blanco, Roberto F. Bó, Patricia Kandus, Guillermo F. Lingua, Priscilla Minotti, Rubén D. Quintana, Sara Sverlij y Laura Vidal.
Fotos por Priscila Minotti: A: Sabana palmar de Caranday y paja boba, Formosa; B: Selvas del río de Oro, Chaco; C: Bancos recientes río Bermejo, Chaco; D: Pantanos de la planicie de inundación del río Bermejo; E: Mapa de la región.

umedales

amigos de www.facebook.com/pages/Aprendelta

Artículos relacionados

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

Close