Noticias

ALERTA POR CRECIENTE DE LOS RIOS

background.jpg

Misiones, Corrientes, Chaco y Santa Fe están en estado de alerta por la subida de los ríos y preven evacuaciones.
(La Nación) La inesperada crecida de los ríos Iguazú y Paraná ha obligado a las autoridades de Misiones, Corrientes, Chaco y Santa Fe a monitorear las 24 horas la emergencia hídrica, para diseñar las medidas puntuales a fin de evacuar a miles de familias de sus viviendas en los próximos días.

El río Iguazú alcanzó ayer una altura de 34 metros . El acceso a la zona portuaria del distrito fue clausurado, por las intensas lluvias en el sur de Brasil que habrían determinado la apertura de las compuertas de una importante represa hidroeléctrica ubicada a unos 600 kilómetros de Curitiba, en el vecino país.

El gerente de Operaciones del Parque Nacional Iguazú, Marcelo Zuliani, precisó que el “pico” de la crecida del Iguazú, que obligó anteayer a inhabilitar el circuito, “ya pasó”. Llegaron a acumularse “17.000 metros cúbicos” de agua. “Hasta que no baje un poco más el río, no se puede recomponer el paseo”, enfatizó Zuliani.

No obstante, aclaró que los circuitos superior e inferior de las Cataratas, donde está la mayoría de sus más de 275 saltos, permanecían abiertos al público, a pesar del aumento del caudal del río que obligó a cerrar el paseo a la Garganta del Diablo, según explicó a LA NACION la concesionaria de esa reserva natural.

Ante una consulta, la empresa advirtió que fotografías y videos difundidos por algunos medios de comunicación correspondían al lado brasileño de las cataratas.

El desmadre de los ríos anegó parte de la ruta nacional 12, cortada en el norte de Misiones por disposición de Vialidad Nacional. El tránsito de vehículos hacia Puerto Iguazú fue interrumpido por tiempo indeterminado y así continuó ayer a raíz de la creciente de un arroyo que amenazaba con superar el nivel de un puente troncal. Para superarlo, los transportistas y automovilistas debían efectuar un rodeo de 150 kilómetros para arribar a Iguazú.

Informes a los que tuvo acceso este diario señalan que el incremento vertiginoso del nivel es el más importante de los últimos 16 años, con el agravante de la gran cantidad de troncos y basura que arrastran las aguas, lo que obligó a efectuar evacuaciones en las localidades de Iguazú, Puerto Rico y Montecarlo.

En Corrientes, los problemas aparecieron en Itatí. El río trepó ayer al mediodía hasta los 6,55 metros. Sigue la evacuación en Ituzaingó y preparan refugios en Paso de la Patria e Itatí. El gobernador, Ricardo Colombi, visitó esa zona, donde vecinos radicados en las islas definían si aceptaban usar los alojamientos propuestos por el gobierno.

La zona de la Garganta del Diablo permanece cerrada al público. Foto: EFE
En Chaco, el Ministerio de Salud impulsa acciones para asistir a la población afectada. El director de Regiones Sanitarias, Héctor Waldemar Fernández, recorrió la Isla del Cerrito para coordinar la instalación del camión sanitario y asegurar los recursos para atender la emergencia. “En los próximos días, la creciente incrementará sus repercusiones en la Isla del Cerrito y se prevé que el acceso a la localidad esté bajo agua, impidiendo el paso al puesto sanitario local”, señaló Fernández.

En el norte santafecino, el río alcanzó ayer una altura de 4,07 metros en Reconquista (+33 centímetros en 24 horas). Se adoptan medidas de prevención en la zona del puerto.

En la capital santafecina, Carlos Paoli, del Instituto Nacional del Agua (INA), aclaró: “En este momento no podemos decir cuál es la fecha en la cual se produciría el pico (de esta crecida). Eso dependerá del comportamiento de las lluvias este fin de semana. En realidad, saber cuál será la magnitud de la crecida se podrá conocer luego de que el pico pase por la ciudad de Corrientes. Los pronósticos indican un pico estimado en Corrientes, para el 1° o 2 de julio, de 7,40 metros”, añadió. En el puerto local, el río alcanzaría para el 9 o 10 de julio los 5,68 metros.

El municipio santafecino dispuso la emergencia hídrica en la ciudad y sus distritos costeros (La Guardia, Colastiné y Arroyo Leyes). Además, se ordenó un relevamiento integral de los cordones defensivos (taludes de 8 metros de altura).

“Nos ocupamos del traslado de ganado hacia tierra firme en la zona de islas. Nos guiamos con información de Prefectura. Las condiciones están dadas como para acciones preventivas en las poblaciones isleñas”, afirmó el secretario de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo. Según el funcionario, Rosario no está alcanzada por la alerta. Según Escajadillo, el ancho del río, sumado a la altura en que está construida la ciudad hacen que la situación sea distinta a la del norte provincial..

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *